Lau Lagun - El diccionario del huron - Claves de comportamiento de estas mascotas

El diccionario del huron - Claves de comportamiento de estas mascotas

El hurón cuyo nombre científico es (Mustela Furo) es la tercera mascota más común en países como los Estados Unidos de America y en algunos países de La Unión Europea, siendo en España también muy abundantes. Los hurones son excelentes mascotas, amigables y juguetones; poseen una gran inteligencia, dedican mucho tiempo a explorar el territorio y se entretienen cogiendo todos los objetos que les llaman la atención. Los hurones al igual que los gatos duermen gran parte del tiempo, especialmente después de una buena sesión de juegos.

A los hurones les encanta jugar, y pueden invertir la mayor parte del tiempo a perseguir a otros animales. Generalmente se persiguen unos a otros, pero también te pueden perseguir a ti, invitándote a su juego. Cuando te invitan a jugar se les puede ver dando pequeños saltos de un lado al otro, tirándose al suelo y emiten unos sonidos muy típicos, parecidos a pequeños ladridos.

Otro comportamiento relacionado con el juego son las excavaciones. A los hurones les encanta escarbar y remover arena, haciéndolo incluso en la caja de arena para las deposiciones esparciéndola por toda la habitación. Este comportamiento resulta muy molesto y podemos evitarlo manteniendo una pequeña cantidad de excrementos en la caja, para que el olor le recuerde la utilidad de ésta y le disuada del juego con la arena.

El hurón es una mascota muy activa y muy excitable. Por medio del juego aprenden las relaciones sociales de dominancia y sumisión. Es común que uno de ellos coja por el cuello a otro y le haga dar una voltereta, haciéndole así más sumiso. Los hurones jóvenes o los que no han aprendido a tener una buena relación social, tratarán de mostrar este comportamiento con las personas, mordisqueando nuestros pies o manos.

Debes ponerle freno a este comportamiento, y además usar unos calcetines como protección. Si no fuese suficiente se pueden adquirir productos diseñados específicamente, que aplicados a los pies añaden un sabor desagradable y disuasorio de esta conducta.

Las huidas repentinas a los rincones del hogar también denotan excitación. En este caso puede ser miedo si se acompaña de inquietud, bufidos, dorso encorvado y elevación de la cola. Es recomendable ignorarlo y evitar tocarlo o tratarlo con cuidado ya que puede intentar morder para defenderse.

Con respecto a la alimentación, debemos recordar nuevamente que a los hurones les apasiona el juego, y por tanto jugarán con la comida y bebida si se les da la oportunidad. En la vida salvaje deben excavar para obtener alimento, y por ello es frecuente verlos escarbando en el recipiente de la comida. Muchos se comen la comida después de haber escarbado en su plato. Es casi imposible hacer que dejen de exhibir algunos comportamientos que son parte de su naturaleza. Por el contrario si los tenemos mucho tiempo en su jaula, pueden volcar los recipientes de la comida y bebida en señal de aburrimiento, por lo que se recomienda que estos comederos sean pesados para dificultar que puedan darles la vuelta.

Finalmente, algunos hurones tienden a mezclar pequeñas cantidades de agua con su comida, arrastrando el comedero por el suelo hasta verter una pequeña cantidad de agua sobre la comida. En estos casos es aconsejable rociar unas gotas de agua sobre su alimento.

Los hurones son mascotas exóticas y muy activas, por lo que su educación es muy importante para la convivencia en el hogar. No hay que olvidar que son muy juguetones, por lo que hay que asegurarse de cubrir esta necesidad para evitar otras conductas menos deseadas.

Publicado en Artículos
Valora este artículo
(0 votes)
Artículos en esta categoría: El martirio de las macotas »

Conecta con nosotras

Facebook

Web diseñada por www.lawebdelinformatico.es

Ultimas noticias

Donde estamos

Clinica veterinaria Lau Lagun
Calle de los Jardines 5
28514 Nuevo Baztán
Madrid

Tlf: 918726149

info@laulagun.es

Recibe nuestro newsletter: